martes, 18 de agosto de 2015

CAÑEROS Y RUBÉN ESQUIVIAS





Hablemos de Béisbol

Por Bernabé López Padilla.


Al que madruga Dios lo ayuda, dice un refrán. Los Cañeros de Los Mochis ya andan trabajando con emoción en pos del campeonato de la próxima temporada invernal.


El gerente Ing. Joaquín Vega ha informado que vuelven Terance Marin y Greg Golson, quienes tuvieron aceptable desempeño la temporada pasada y ya tienen una buena lista de peloteros que ha recomendado Luis Sojo, el venezolano manager de los verdes.


Los directivos se manifiestan optimistas ya que cuentan con una de las mejores bases nacionales, gente joven que va para arriba, y que son estrellas en la Liga Mexicana de Beisbol.


Bueno, por fin nos hicieron caso y mandaran a la primera base a Saúl Soto, quien se alternará con Ramón Orantes y se queda de titular Sebastián Valle en la receptoría con Hans Alexander Wilson como suplente y varios chamacos más.


A Dios gracias ya no vuelve Sandy Madera, quien con todo y ser un buen bat, poco ayuda a su equipo, ya que él es un jugador que juega para sus numeritos y así poder cobrar más.

El año pasado lo despidieron pero tuvieron miedo de decirlo e inventaron que se había ido a Japón; la verdad es que estaba en su casa en dominicana.


Mochis requiere un auténtico tronquero, un tipo que ponga a temblar a los pitcher, como aquellos Rieleros de Empalme de los 60s que traían a Moi Camacho, Ronnie Camacho, Saúl Villegas, Lorenzo López y Arturo Bernal en fila india, donde al menor descuido del lanzador cualquiera de ellos le volaba la barda; con uno de ese tipo la hacemos ahora.


Además, necesitamos dos pitchers abridores de excelencia, del estilo de aquel zurdo norteamericano Donald Secrist que colaboró para hacer campeón a Cañeros junto con Pepe Peña y otros.


Nomás.


RUBEN ESQUIVIAS 50 AÑOS DE CASADO


EL sábado ocho de agosto aquél muy buen primera base Rubén Esquivias, parte del “Cuadro del Millón” de los Tigres del México, llevó a cabo una muy alegre reunión para celebrar los 50 años de casado con su querida Beatriz.

Se dice pronto pero que gran hazaña es alcanzar los 50 años en un matrimonio.


Esquivias se ve muy bien, anda por los años setenta conservando aquella agilidad pasmosa en que jugando la primera base se estiraba todo lo que podía para que la pelota llegra al mascotín antes que el bateador.



Es de los pocos primeras bases que he visto que podía hacer el “split”, abrir las piernas en compás, como los bailarines acrobáticos en las películas que nos llegaban de Hollywood.


Rubén estuvo toda su larga carrera con los Tigres y el nacido en Peralvillo dejó su huella en nuestros diamantes.


De todos los integrantes del cuadro del millón, donde estaban Kiko Castro en segunda base, Fernando “Pulpo” Remes en el short y Armando Murillo en tercera, el único que logró ser elegido por el Salón de la Fama lo fue Kiko, pero como cuarteta, como infield, deberían estar en el templo de inmortales, aunque las reglas no son así.


Los cuatro juntos, como los tres Mosqueteros que eran cuatro, hicieron historia.


Curiosamente el momento que más recuerda Esquivias se lo dieron los fanáticos de los Diablos Rojos, el gran rival del Tigres, en aquel domingo inolvidable en que conectó su hit número mil en Liga Mexicana y después de recibir los vítores de sus aficionados, la porra brava del México, por única vez en la historia, le organizó una porra a Rubén por su hit mil.



 También curiosamente dos integrantes del “Cuadro del Millón” comenzaron sus carreras de profesionales con los Diablos: Kiko Castro jugó short con los Rojos un año y Remes firmó originalmente con el equipo escarlata.


Vimos en la fiesta llena de música y alegría algunos otros jugadores del pasado como aquel tercera base Miguel Tapia que prometía mucho y al catcher Martín Terrazas, el papá del jardinero Iván que ha tenido un gran temporada.


Miguel Tapia era un prometedor antesalista en que los Yanquis estaban interesados pero Chito García le puso muchos obstáculos en el camino para que no pudiera irse.


Recuerda que hace 50 años llegó comentar Rubén Esquivias que si en esa que fue su mejor temporada en Liga Mexicana daba 21 jonrones, se casaba.


Dio exactamente 21 cuadrangulares y decidió casarse por lo que ahora ya estuvo celebrando los 50 años de unión rodeado de sus hijos, nietos y muchos amigos que nos unimos a este momento tan importante de dos seres humanos en que el gran Dios les ha permitido llegar hasta las que se llaman las Bodas de Oro.



No hay aficionado que no recuerde o haya escuchado de Rubén Esquivias y al “Cuadro del Millón” y estamos seguros que usted también estará muy contento al enterarse que en el año 90 de la Liga Mexicana cumplió los 50 años de casado.


Felicidades a un pelotero tan destacado como ejemplar. El orgullo de Peralvillo.


Nota del Editor. Fui aficionado de los Tigres en los 60s., y admiraba a sus jugadores, entre ellos Rubén Esquivias.


Años después en la Liga Maya yo ayudaba como coach en el equipo donde jugaban los hijos de mi amigo C.P. Gastón Leo Ortiz a la postre vicepresidente de ese circuito, y allí jugaban los hijos de Esquivias.


Me tocó estar junto a él en un nacional en Mazatlán, Sinaloa, y me percaté de que es un señor muy serio, nunca le escuché una mala opinión en perjuicio de los managers de los equipos de la Liga Maya, y se dedicaba a ver jugar a sus hijos y nunca en público les hizo alguna observación.



En cambio hubo muchos padres de familia que siempre estaban opinando respecto a las instrucciones de los managers, peor cuando se perdía. Allí creció más mi admiración por este gran pelotero mexicano.

1 comentario:

  1. Siempre he sido tigrista de corazón y me da mucho gusto saber que el gran jugador Rubén Esquivias continúe entre nosotros. Recuerdo los juegos de garra contra los Diablos en las jornadas dominicales en el parque deportivo del Seguro Social. En uno de ellos siendo managers,Memo Garibay del Tigres y Tomás Herrera por Diablos quienes pese a ser compadres se dieron una "madrina" durante uno de dos juegos dominicales, por la pasión que provocaban dichos duelosante. Gratos recuerdos con el elegante Mr Esquivias en 1a. base de los felinos del "cuadro del millón".¡Felicidades a todos, Sr.Rubio

    Atentamente

    Ing. Victor Beltrán C.

    ResponderEliminar